17 may. 2009

Adiós Mario.

Aquel escritor que
llenaba los minutos
con razones para respirar,
ha caído pesado como juicio
entre aquellas treguas
que hacía con las letras.

Un táctico,
estratega de primera.

Hagamos un trato
y codo a codo esta noche,
adiós digamos a Benedetti,
el poeta.



Hoy se ha ido hacia otro lugar posiblemente porque se cansó de esperar a los indómitos que huyen, de soñar sueños en los que todo se concluye.

RIP