17 may. 2009

Adiós Mario.

Aquel escritor que
llenaba los minutos
con razones para respirar,
ha caído pesado como juicio
entre aquellas treguas
que hacía con las letras.

Un táctico,
estratega de primera.

Hagamos un trato
y codo a codo esta noche,
adiós digamos a Benedetti,
el poeta.



Hoy se ha ido hacia otro lugar posiblemente porque se cansó de esperar a los indómitos que huyen, de soñar sueños en los que todo se concluye.

RIP


8 comentarios:

Alejandro Kreiner dijo...

Hay personas que dejan huella de que han pasado por aquí.

Saludos.

Amiguiz dijo...

Descanse en paz :(

The Little One dijo...

Te juro que me siento triste.

Vil Clinton dijo...

Buenos recuerdos!

Fortaleza absoluta dijo...

Sus palabras lo guiaron a ese lugar de paz.
:)
holaaa isidruuuuuu

alberto enrique gómez izquierdo dijo...

y dice don mario "ahora que me entierren, no se olviden de mi bolígrafo".
Desde ese su viento del exilo, nos implora a no quedarnos inmóviles al borde del camino; en fin, y ahora lo sabe bien: "la muerte es una traición de dios..."

Flakicienta dijo...

Amo tmabien ese poema!!!!



:)
pero sus letras quedaran!


alfin puedo subir algo, y pues en medio de esta triste noticia, ahora mi mente es la seca!
un saludo jovenazo!

Don Danielo Rergis dijo...

No se cansó, por que en cada escrito hacía lo que el quería.


Se cansó tal vez de vivir en plenitud y hacer a su gusto lo que más quizo y eso era escribir.