5 oct. 2009

A Mercedes Sosa.

Toda la piel de América Latina
se ha estremecido;
todas las voces, todas.

Todas las manos se alzan
aclamando a aquella voz
que al sol de ayer emigró.

Ha dejado esta tierra sin juicio,
y es que todo cambia,
todo, todo, todito.

Lo que no cambiará:
ni el recuerdo de su voz,
ni su arte de cantora.

A una tierra lejana,
pidiendo a Dios que lo injusto
no le fuera indiferente,
se fue con su voz,
con su nueva canción.



Gracias te da la vida
que le diste tanto,
adiós Mercedes Sosa,
gracias por tu canto.

3 comentarios:

Amiguiz dijo...

Órale, qué bonito :)

Flakicienta dijo...

la verdad no la conocia
pero el buen cochi
me paso una rola,
ya sabia de su muerte
pero hasta ahora la conoci


suele pasar!

agradable adios!

Kazwizard dijo...

Sta perra, ya la habia escuchado y tmb me gusta la de Solo le pido a Dios!