12 nov. 2013

Danza

Suaves pasos al compás del neón desafían a la noche con todo y sus peligros. Caminar entre las sombras conjuga de manera perfecta el vaivén de las caderas y las notas musicales. Un sentimiento recorre todo el cuerpo, el movimiento del suelo es sensual.

Esa mirada brilla hacia ti, te invita, se guiña. Los demás ajenos a esa danza ríen y beben; afuera la gente corre y muere.  Sin embargo, su baile provoca que uno se olvide de todo, en absoluto de todo, entre la espesa noche.

11 nov. 2013

El circo


La realidad y las páginas que iba leyendo se entrelazaban de tal modo que eran indistinguibles. El circo ocupó la pequeña recámara de Juanito, y su enfermedad pasó a ser parte de la novela cuyas últimas páginas aún no podrían ser conocidas. Así creció su esperanza, así sobrevivió más de lo que todos los doctores habían diagnosticado. 


Esta minificción fue ganadora de la primera mención del mes de septiembre de 2011 en el sitio (ya extinto) de concursos  www.minificciones.com.ar, donde el texto tenía que ser inspirado por una imagen propuesta.  También, en 2013 fue incluida en la antología de minificciones "Pluma, tinta y papel II" de la editorial Diversidad Literaria (España).

13 sep. 2013

Eternidad

He aquí un grito que exige justicia.

No se trata de una voz social ni política, se trata de hacer conciencia sobre tantas palabras que yacen desperdiciadas. Mucha gente las desprecia, con indiferencia las pisa como si fueran cualquier cosa. La belleza del lenguaje se tergiversa. Los versos que maduros caen de los árboles se estrellan sobre el asfalto de la ciudad inclemente. 

Escribamos cartas y conjuguemos bien los tiempos, así el futuro será futuro, el pasado será pasado, y el presente será eterno.





31 jul. 2013

Ausencias

No es que falten palabras, es que andan dispersas, regadas sobre el césped y esparcidas sobre la arena.


30 may. 2013

Mayo

El horizonte muestra neblina. Lo que acecha tras las sombras se cubre con una manta de futuro.



17 ene. 2013

Nada más

El silencio se escurre como aquel río antes de ser cascada. Las palabras se hunden, los cuadrados resultan perfectos y los círculos, viciosos. 

La turbulencia acecha como serpiente tras un arbusto. El perfume de ayer persiste en el aire. Ideas minusválidas intentan apretar el paso.

Y para disipar la bruma basta con un soplo de aire fresco, con un punto de luz que se burle de la oscuridad.