13 sep. 2013

Eternidad

He aquí un grito que exige justicia.

No se trata de una voz social ni política, se trata de hacer conciencia sobre tantas palabras que yacen desperdiciadas. Mucha gente las desprecia, con indiferencia las pisa como si fueran cualquier cosa. La belleza del lenguaje se tergiversa. Los versos que maduros caen de los árboles se estrellan sobre el asfalto de la ciudad inclemente. 

Escribamos cartas y conjuguemos bien los tiempos, así el futuro será futuro, el pasado será pasado, y el presente será eterno.