5 dic. 2010

Licuado

Las ideas dan vueltas en la licuadora mental. Se sabe el paradero al que hay que llegar y sin embargo hay muchas esquinas donde las palabras suben y bajan dejando en un desorden total los asientos del pensamiento.

Las flores crecen y dejan caer frutos extraños, con figuras y colores inéditos, la cosecha será difícil. Se siembra más incertidumbre en los campos de la razón. 

No se sabe bien qué hacer ni qué decir. Se navega entre tierra erosionada, las áridas verdades queman la ilusión y el ilógico futuro duerme sobre una hamaca de papel. 

Como pájaro con alas heridas al querer volar, se logran tan solo unos brincos, se consigue avanzar tan unos centímetros hacia adelante, sobre la horizontal. Nada en la vertical..

3 comentarios:

Alejandro Kreiner dijo...

Supuestamente al final del túnel ya no hay pensamientos.

Saludos.

Anónimo dijo...

Cuando la inspiración llega a tus ojos, labios, y dedos es momento de publicar!!!. Pero cuando llega a tus entrañas.. es como el fuego purificador que siempre quisiste conocer, es cuando sabes que la única posibilidad es dejarte consumir por ella. LH

eLena dijo...

Hasta en la línea recta crece la incertidumbre del queserá y que rico.

Espero andes y andes bien. Un beso caballero, uno grande y sincero :)